¿Cómo quieres tu instalación?

      Instalaciones de tomas de corriente nuevas calculando las secciones óptimas, montaje de nuevos circuitos en instalaciones ya funcionales teniendo en cuenta la protección a colocar y el conductor a instalar, dimensionar la derivación individual a la vivienda para evitar problemas colocando si es necesario interruptores de control de potencia, todo ello unido a la profesionalidad que da el ser Instaladores autorizados hacen de estas operaciones una garantía de seguridad y calidad.

     La rehabilitación en una instalación mal realizada puede provocar un fallo caótico en la instalación, la inseguridad que puede acarrear una mala reparación puede ser el principio de consumos excesivos no soportables por los cableados y sobrecalentamientos llegando como fin a la destrucción de la misma.

     Un buen mantenimiento de la instalación fija acompañado de una eficaz aplicación de la normativa al ampliar o modificar instalaciones harán de la misma mucho más segura.

     Un mal mantenimiento o reparación defectuosa sin garantías por parte de personal no autorizado puede causar un fallo de la seguridad y como consecuencia puede llegar a provocar un incendio como mal mayor, el 85% de los incendios en una vivienda son producidos por una instalación eléctrica defectuosa.